Si alguna vez te has encontrado bajo de humor tras un día triste, una ruptura o una discusión, y has recurrido a ese helado de chocolate que te fastidia la dieta, sabrás que hay una cierta conexión entre nuestro ánimo y los alimentos que tomamos. En este caso, nuestro humor nos dirige hacia qué alimentos nos apetece tomar en ese momento de bajón. Sin embargo, también ocurre lo contrario: la gran mayoría de los alimentos que tomamos afectan de uno u otro modo a nuestro estado de ánimo.

Aunque lo cierto es que no resulta fácil encontrar la motivación para tomar decisiones alimentarias saludables cuando se padece ansiedad, irritabilidad y baja energía. Y es muy importante no caer en el círculo de ingerir comida de comodidad y rápida, dado que mayor será el esfuerzo para centrarse en los alimentos que de verdad son necesarios para potenciar al máximo el bueno humor.

¿Qué alimentos levantan mi estado de ánimo?

Realizar una dieta equilibrada y sana es algo que escuchamos hasta la saciedad. Todos sabemos cuales son la mayoría de los alimentos que debemos incluir en nuestras comidas del día a día, aunque muy pocos nos lo tomamos en serio. Y aún así, las razones principales por las que decidimos mantener una dieta están encaradas a un buen cuidado del cuerpo y del estómago. Pero poca gente incluye la mente en este cuidado.

Las dietas que han demostrado tener unos mayores beneficios para la salud mental son las conocidas “dietas tradicionales”, entre las que se incluyen ladieta mediterránea, noruega y japonesa.

Los elementos principales que encontramos en estas dietas son los siguientes:

  • Grasas saludables: las podemos encontrar en el pescado y el aceite virgen extra. Son importantes para el riego Humor con buena dietasanguíneo del cerebro, y actúan como antiinflamatorio, ayudando a prevenir las depresiones.
  • Cereales integrales: ejemplos como el pan, el arroz y la pasta, alimentos ricos en fibra, ayudan al crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas que tienen unefecto positivo en la salud mental.
  • Frutas y verduras. No es ningún secreto que estos coloridos alimentos contienen una fuente importante de nutrientes y antioxidantes que previenen daños celulares. Concretamente, el aguacate y el plátano deberían estarpresentes casi a diario para generar serotonina.
  • Alimentos fermentados: yogur, miso o la kombucha, entre otros, son productos que de igual modo ayudan a la creación de probióticos e impactan saludablemente a nuestro estómago e intestino.
  • Frutos secos, semillas y legumbres: se trata de alimentos ricos en proteína vegetal, grasas saludables y fibra, ideales para un intestino sano.
  • Chocolate: requiere una mención aparte, pues pese a ser un alimento rico en grasas saturadas, el cacao contiene gran cantidad de triptófano, un aminoácido que ayuda al intestino a sintetizar la serotonina. Sin embargo, el chocolate debe ser lo más puro posible, sin prácticamente nada de azúcares añadidos, o el efecto puede ser adverso en el buen humor.

¿Qué alimentos debo evitar para estar de buen humor?

La dieta Occidental es una de las dietas más extendidas hoy día a lo largo del planeta. Y si en algunos componentes y alimentos destaca, es en la cantidad de sales, azúcares y grasas añadidas y saturadas. Se trata de componentes que dan una sobrecarga de trabajo al hígado, dificultan las funciones hepáticas, lo que no nos pone de buen humor. Es importante destacar que estos alimentos siguen aportando otros componentes saludables al organismo, y no se recomienda dejar de consumirlos pues podría comportar alteraciones en la salud.

Algunos de los principales alimentos ricos en grasas saturadas son:

  • La carne roja: carne de cerdo y de vaca principalmente, son alimentos cuyo consumo elevado puede conllevar a un aumento de la irritabilidad y la agresividad.
  • Leche y derivados lácteos, especialmente si se trata de leche entera, ya que contiene aproximadamente un 60% de grasas saturadas. Además, a partir de los 12 años s reduce sensiblemente la producción de lactasa, la enzima encargada de digerir la lactosa y el azúcar en la leche. En definitiva, más trabajo para los intestinos y en consecuencia un estado de ánimo más bajo.

Y luego nos encontramos las conocidas grasas “trans”, grasas vegetales hidrogenadas presentes en una cantidad infinita de alimentos de consumo habitual. Se trata de los alimentos procesados industrialmente, y que poco aportan al organismo más que una satisfacción momentánea. Al margen de la infinita cantidad de problemas  que pueden aportar al organismo (aumento de colesterol en sangre, ateroesclerosis, aumento riesgo de enfermedad cardiovascular), provocan inflamaciones en el intestino y una respuesta inflamatoria más lenta de las células

Grasas saturadas

Ejemplos de alimentos a evitar para tener buen humor serían:

  • Aperitivos y snacks salados
  • Patatas fritas
  • Bollería industrial
  • Hamburguesas y otros productos fast-food
  • Pizzas precocinadas
  • Margarinas y mantecas
  • Productos fritos
  • Alimentos congelados

¿Y qué relación tiene mi intestino con mi estado de ánimo?

Uno de los mayores culpables del buen humor y de la felicidad es la conocida serotonina, también llamada la «hormona de la felicidad» por la sensación de bienestar, relajación, y satisfacción que genera. Y no es casualidad que el 90% de los receptores de la serotonina se encuentren en el intestino. Dicho de otro modo; existe un vínculo directo en nuestro estado de ánimo en función de lo que cuidamos a nuestros intestinos.

De hecho, cuando se rompe el equilibrio entre las bacterias buenas y malas, o se ingieren alimentos que tienden a provocar inflamación, suelen aparecer enfermedades. Algunos ejemplos pueden ser inflamaciones intestinales, asma, obesidad, diabetes o, ¡qué sorpresa!, problemas cognitivos y de estado de ánimo.

Los alimentos ricos en grasas saturadas y con elevados niveles de azúcares añadidos, pero sobretodo aquellos alimentos ricos en grasas “trans”, son grandes causantes de problemas de inflamación intestinal. Y esto conlleva una menor sintetización de la serotonina, y en definitiva, un estado de ánimo más depresivo y agresivo.

Somos lo que comemos

Alimentos sanos para mejorar el estado de ánimo

Mantener una dieta saludable es imprescindible para sentirse bien físicamente y, sobretodo, alegre y content@. Tomar alimentos ricos en grasas saludables, fibra y antioxidantes, como la fruta y verdura, cereales integrales, pescado o aceitesvegetales, nos puede llevar a un estado de ánimo mucho más alegre y reducir los síntomas de depresión y ansiedad. Por otro lado, una dieta rica en grasas saturadas, azúcares y sales añadidas, y grasas “trans”, a parte de ser potenciales causantes de enfermedades, pueden llevar a tener una salud mental pobre y aumentar los síntomas de tristeza, ansiedad, irritabilidad y depresión.

Sin embargo, no debemos olvidar que más allá de nuestro estado de ánimo, también tenemos un cuerpo al que debemos cuidar. Es importante no abandonar todos los alimentos o obsesionarnos en uno en concreto, puesto que si queremos mantener en equilibrio nuestro humor y nuestro cuerpo, deberemos mantener una dieta equilibrada, incluyendo todos los alimentos que nos aporten los nutrientes y componentes necesarios para gozar de una buena salud física y mental.


Deja una Respuesta